Haga clic aquí para rezar el Rosario de Hoy
Haga clic aquí para la Guía del Examen de Conciencia
Haga clic aquí para rezar el Ángelus o la Regina Coeli




Archivo de la Categoría “Oraciones Variadas”

 

Divina Misericordia

 

La Iglesia celebra el segundo Domingo de Pascua la Fiesta de la Divina Misericordia. La preparación de la fiesta se inicia el Viernes Santo con la Novena a la Divina Misericordia.

Puedes rezar la Novena aquí: Novena de la Divina Misericordia

 

Novena de la Divina Misericordia

 

 

Etiquetas:

Comments Comentarios desactivados en HOY VIERNES SANTO COMIENZA: “LA NOVENA A LA DIVINA MISERICORDIA”

 

Iglesia Santa María Mayor – Roma, Italia

 

De la noche del Jueves Santo hasta el Viernes Santo en la mañana es devoción bíblica y católica el visitar las siete iglesias, tradición iniciada en Roma por San Felipe Neri y que se ha propagado por el mundo entero.

La finalidad de estas visitas es agradecer a Jesucristo el don de la Eucaristía y del Sacerdocio que instituyó aquella noche santa y acompañarle en la soledad y sufrimientos en el Huerto de Getsemaní, así como en las afrentas recibidas en las casas de Anás, Caifás, Herodes, Pilato, en el Calvario y en el silencio del sepulcro.

Ante el Monumento, donde se reserva al Señor Sacramentado, se le da gracias a Jesús por su Sagrada Pasión con la que redimió con amor al mundo. De igual manera se le ofrece disculpas por el abandono con que frecuentemente se le deja en el Sagrario y quizás por la poca frecuencia a la Santa Misa y Comunión.

Aquí compartimos una guía de oración que puede ser útil mientras se realiza este recorrido en familia, grupo, comunidad o de manera personal.

 

Primera Iglesia: Jesús en el huerto

Medita: Serían como las 10 de la noche al llegar Jesús al Huerto de Getsemaní. Su alma se llenó de tristeza, entró en agonía ante la visión de los sufrimientos que se le venían encima y la ingratitud de la humanidad. Oró por espacio de tres horas con lágrimas y sudor de sangre, que en gotas cayó en tierra. Aquí llegó Judas y con un beso lo entregó a quienes vinieron a aprenderle, aunque más bien fue su Amor a ti el que le entregó.

Oración: Te compadecemos Jesús, y te damos gracias por lo que sufriste por nuestra Salvación en la Oración del Huerto. Nos duele la traición y alevosía con que fuiste hecho preso. Concédenos fortaleza en nuestros sufrimientos y danos el don de la oración.

Se rezan 3 Padrenuestros.

 

Segunda Iglesia: Jesús en casa de Anás

Medita: Jesús, maniatado como un vulgar malhechor, interrogado por Anás sobre sus discípulos y doctrina, responde con entereza y mansedumbre que pregunte a quienes le han escuchado y que saben bien lo que Él ha dicho y enseñado. Un guardián le dio una bofetada que de seguro lo hizo tambalearse.

Oración: Jesús, te compadecemos; te damos gracias por la injusta humillación que sufriste al ser abofeteado. Te pedimos que nos ayudes a hablar con verdad, serenidad y educación y a respetar a nuestros interlocutores.

Se rezan 3 Padrenuestros.

 

Tercera Iglesia: En casa de Caifás

Medita: Aquí Jesús tiene que oír cómo se tergiversan sus doctrinas. Cómo se aducen falsos testimonios en su contra. Cómo se le reta a proclamar que es Hijo de Dios, pero sin intención de reconocerle. Cómo Pedro niega conocerle. Cómo se le declara reo de muerte.

Oración: Jesús, tú eres la verdad y se amontonan mentiras para callarte. Has dicho: la verdad los hará libres y tienes que ver cómo la mentira nos esclaviza. Has dicho: ustedes son mis amigos y con qué facilidad te negamos. En ti somos hijos de Dios y qué pobreza la de nuestra vida. Te compadecemos, Jesús, por esas traiciones y te pedimos la gracia de ser tus testigos valientes, fieles a tu amor.

Se rezan 3 Padrenuestros.

 

Cuarta Iglesia: En casa de Pilato

Medita: Jesús es acusado ante Pilato de malhechor, alborotador del pueblo, que prohíbe pagar el tributo al César y que se proclama rey. Pero Él también anuncia que todo el que es de la verdad escucha su voz. Lo que piden es que sea condenado a muerte.

Oración: Jesús, te proclamamos Cristo Rey, porque eres el único Rey de la Verdad, de la Vida y del Amor. Te compadecemos por la tristeza que tiene que darte el descaro con que te calumnian y por la ceguera con que juegan con las palabras salidas de tu boca. Te pedimos que limpies estos labios y estos corazones con los que te recibimos, y que nuestras vidas den testimonio de Ti.

Se rezan 3 Padrenuestros.

 

Quinta Iglesia: En casa de Herodes

Medita: Herodes, curioso, pero sin compromiso, se alegra de ver a Jesús. Espera divertirse viéndole hacer algún milagro. Jesús guarda silencio ante la palabrería con que Herodes le halaga. Al no tener respuesta, le desprecia, se burla de Él, poniéndole una túnica blanca.

Oración: Jesús, Sabiduría del Padre, ahora guardas silencio. Por ti los sencillos y humildes han visto el poder de Dios y lo han celebrado con gozo grande. Ahora estás cabizbajo. Te agradecemos la lección que nos das, te compadecemos por el ultraje que recibes y te pedimos la gracia de hablar y callar oportunamente.

Se rezan 3 Padrenuestros.

 

Sexta Iglesia: De nuevo en casa de Pilato

Medita: Pilato reconoce que Jesús ni es alborotador ni ha cometido delito alguno de los que le acusan. Como que quiere dejarle libre; pero claudica ante las presiones de los adversarios que han jurado acabar con Jesús porque les resulta incómodo, su conducta y sus enseñanzas chocan con sus intereses. Total: Jesús es condenado a muerte de cruz, flagelado, coronado de espinas.

Oración: Jesús, te compadecemos por las injusticias cometidas en este proceso al que fuiste sometido y en el que nosotros metimos nuestras manos. Compadecemos en ti a cuantos por ser fieles a la verdad y a la causa de Dios en sus hijos son tratados injustamente. Te pedimos la gracia de la piedad divina ante nuestras injusticias.

Se rezan 3 Padrenuestros.

 

Séptima Iglesia: En el Santo Sepulcro

Medita: Jesús ha muerto en la cruz entre indecibles dolores, burlas, desprecios y abandonado de Dios. La Madre y los amigos que lo han acompañado en estos duros momentos, no han podido hacer nada. Unos amigos lo sepultan piadosamente. Se han cumplido las escrituras. Ahora a esperar el tercer día. Él, el poderoso en obras y palabras, ha dicho que resucitará.

Oración: Jesús, te acompañaremos en el silencio estos días, en la espera de que tu palabra germine en nuestros corazones y contigo resucitemos hombres y mujeres nuevos en tu Resurrección. Gracias, Padre Dios, tú siempre has escuchado a tu Hijo y así, vencedor de su muerte y de la nuestra, lo has resucitado.

Se rezan 3 Padrenuestros

 

Tomado de ACIPRENSA

 

Etiquetas: , , ,

Comments Comentarios desactivados en Oraciones Cuando Visitas Siete Iglesias En Semana Santa

El nombre de esta bella oración está tomado de la primera frase en latín, que dice Magnificat anima mea Dominum. El Magníficat es un canto y una oración cristiana. Proviene del evangelio según San Lucas (Lucas 1:46-55) y reproduce las palabras que, según este evangelista, María, madre de Jesús, dirige a Dios cuando visita a su prima Isabel.

El Magníficat, Oración Dicha por la Virgen María


Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

Él hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abrahán y su descendencia por siempre. Amén


Para descargar la oración del Maníficat e imprimir haz clic aquí.

Rezar: Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Para las oraciones hacer clic aquí.

 
OTRAS ORACIONES A LA SANTÍSIMA VIRGEN







 

Foto de: aquí.

Etiquetas: , ,

Comments Comentarios desactivados en rGuía – El Magníficat, Oración Dicha por la Virgen María

Corona de Adviento

La tradición de la corona de Adviento es parte de una larga tradición Católica, pero se cree que se inició en Alemania antes de la época cristiana, porque existen evidencias de que las gentes utilizaban coronas con velas encendidas, durante los días fríos del mes de diciembre. Esto lo hacían como símbolo de esperanza para los venideros días cálidos de la primavera. Luego, en la Edad Media, los cristianos adaptaron esta tradición de la corona de Adviento, como parte de su preparación espiritual para la Navidad.

La simbología envuelta en la corona de Adviento es muy interesante:

    1. Esta hecha de diferentes hojas perennes para significar que la vida continúa. Inclusive las hojas tienen distintos significados dependiendo del árbol utilizado:

      • Las hojas de laurel simbolizan la victoria sobre la persecución y el sufrimiento.
      • Las hojas de pinos representan la inmortalidad.
      • Las hojas de cedro significan la fuerza y la curación.

      2. La corona es de forma de círculo, que no tiene principio ni fin, para representar la eternidad de Dios. También todo tipo de decoración, tal como: piñones y nueces significan la eternidad de Dios.

      3. En general, la corona de Adviento representa la inmortalidad de nuestra alma, la vida nueva y eterna que nos dio Cristo, con su victoria sobre el pecado y a través de su propia pasión, muerte y resurrección.

      4. Las cuatro velas representan las cuatro semanas de Adviento:

        • Una tradición es que cada semana representa mil años, para sumar los 4.000 años que pasaron desde Adán y Eva hasta el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo.
        • Tres velas son de color púrpua y una es de color rosada. Las velas púrpuras simbolizan la oración, penitencia y los sacrificios de preparación y las buenas obras realizadas durante este tiempo. La vela rosada se enciende el tercer domingo, llamado también Domingo de Gaudete. Es el domingo de regocijo, porque los fieles han llegado a la mitad del Adviento.
        • La iluminación progresiva de las velas simboliza la esperanza que rodea a nuestro Señor, la primera venida al mundo y la anticipación de su segunda venida a juzgar a los vivos y a los muertos.

      En nuestro círculo familiar podemos hacer uso de esta tradición de la siguiente manera:

      1. Encender las velas durante la cena cuando estamos bendiciendo los alimentos.

      2. 1er. Domingo – El/La jefe de familia bendice la corona diciendo las siguientes oraciones y el hijo(a) menor de edad enciende la primera vela púrpura:

        Bendición de la Corona de Adviento

        Señor Dios, bendice con tu poder nuestra corona de adviento para que, al encenderla, despierte en nosotros el deseo de esperar la venida de Cristo practicando las buenas obras, y para que así, cuando Él llegue, seamos admitidos al Reino de los Cielos. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.

        La bendición de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre esta Corona y sobre todos los que con ella queremos preparar la venida de Jesús.

        Encendido de la vela

        Guía: Encendemos, Señor, esta luz, como aquel que enciende su lámpara para salir, en la noche, al encuentro del amigo que ya viene. En esta primer semana de Adviento queremos levantarnos para esperarte preparados, para recibirte con alegría. Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen.

        Queremos estar despiertos y vigilantes, porque tú traes la luz más clara, la paz más profunda y la alegría más verdadera. ¡Ven, Señor Jesús!. ¡Ven, Señor Jesús!

        Todos: Rezar un Padre Nuestro.

        Guía: Ven, Señor, haz resplandecer tu rostro sobre nosotros.

        Todos: Y seremos salvados. Amén.

      3. 2do. Domingo – El/La jefe de familia guía las oraciones y el hijo mayor enciende la vela púrpura de la semana anterior y la vela púrpura de la segunda semana:

      Guía: Los profetas mantenían encendida la esperanza de Israel. Nosotros, como un símbolo, encendemos estas dos velas. El viejo tronco está rebrotando se estremece porque Dios se ha sembrado en nuestra carne.

      Que cada uno de nosotros, Señor, te abra su vida para que brotes, para que florezcas, para que nazcas y mantengas en nuestro corazón encendida la esperanza. ¡Ven pronto, Señor! ¡Ven, Salvador!

      Todos: Rezar un Padre Nuestro.

      Guía: Ven, Señor, haz resplandecer tu rostro sobre nosotros.

      Todos: Y seremos salvados. Amén.

      4. 3er. Domingo – El/La jefe de familia guía las oraciones y la madre o un familiar enciende las dos velas moradas de las semanas anteriores más la vela rosada de la semana que se inicia:

      Guía: En las tinieblas se encendió una luz, en el desierto clamó una voz. Se anuncia la buena noticia: ¡El Señor va a llegar! ¡Preparen sus caminos, porque ya se acerca! Adornen su alma como una novia se engalana el día de su boda. ¡Ya llega el mensajero!. Juan Bautista no es la luz, sino el que nos anuncia la luz.

      Cuando encendemos estas tres velas cada uno de nosotros quiere ser antorcha tuya para que brilles, llama para que calientes. ¡Ven, Señor, a salvarnos, envuélvenos en tu luz, caliéntanos en tu amor!

      Todos: Rezar un Padre Nuestro.

      Guía: Ven, Señor, haz resplandecer tu rostro sobre nosotros.

      Todos: Y seremos salvados. Amén.

      5. 4to. Domingo – El/La jefe de familia guía las oraciones y enciende todas las velas:

      Guía: “Bendigamos al Señor”

      Todos: hacen la señal de la cruz mientras dicen:

          “Demos gracias a Dios”.
          Humildad y gloria
          El Nacimiento de Jesús.

        Guía: Derrama Señor, tu gracia sobre nosotros, que, por el anuncio del ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos por su pasión y su cruz a la gloria de la resurrección. Por nuestro Señor Jesucristo.

        Todos: Amén.

        Todos: Rezar un Padre Nuestro.

        Guía: Ven, Señor, haz resplandecer tu rostro sobre nosotros.

        Todos: Y seremos salvados. Amén.

        Descargar aquí: Guía para encender las velas de la corona de Adviento.

         

        Recomendamos leer:

        Corona de Adviento

        Tiempo de Adviento

        Símbolos del tiempo de Adviento

        Oraciones para encender las velas de la corona de Adviento

         

         

        Etiquetas: , , , , , ,

        Comments 3 Comentarios »

        Una de las cosas que más me gusta de haber creado este blog y podcast con mi esposa es la parte donde se hace la investigación de los temas para escribir los artículos. Estoy conciente de que es una de las partes que más tiempo demanda entre otras; es por eso que cuando conseguimos una información interesante lo primero que queremos hacer aquí es compartirla con ustedes.

        El día de las madres es tan especial y bien conocido por cada uno de nosotros, que prácticamente no necesita ninguna investigación para escribir algo al respecto, pero de todos modos investigamos… y conseguimos una muy bonita oración para el día de las madres. Así que no solamente los invito para los que tenemos a nuestra madre viva, darle un regalo material; también cuentan con la siguiente oración para rezarla por ellas estén con ustedes o no.

        ORACIÓN

          Señor Jesús: Gracias por las madres que nos has dado. Los más nobles sentimientos que tenemos, los sembró en nosotros nuestra madre: la fe, la honestidad, el amor al trabajo.

          Señor Jesús: En esta hora de retos y desafíos, las madres necesitan de tu ayuda: para atender a la casa y al trabajo, para hacer de padre y madre, para educar en los valores cristianos, para defenderse de la tentación, para no caer en el pecado.

          Señor Jesús: Que la Virgen Madre las llene de fortaleza.

          Señor Jesús: Que la Virgen María siga siendo modelo de todas las madres.

          Señor Jesús: Que también ellas luchen por la justicia y que confíen en el Dios de los pobres: El Dios que quiere pan en todas las mesas y paz en todos los hogares; el Dios que destruye el poder corrompido y protege a los indefensos y humillados.

          Señor Jesús: Ilumina la vida de nuestras madres. Premia sus desvelos y trabajos. Da paz a las madres ya difuntas. Bendice a todos los hogares. Y que los hijos sean siempre gloria y corona de las madres. Amén.

        Descargar oración: aquí.

        Foto de: aquí.

        Etiquetas: , , , , ,

        Comments Comentarios desactivados en Feliz Día de las Madres


        REZACONMIGO.COM | donde rezas acompañado  | Inicio |


        ¡Jesús en Ti Confío!


        Términos del BlogPrivacidad

        Miembro de Blogs católicos
        REZACONMIGO.COM
        donde rezas acompañado
        Creative Commons Attribution-Noncommercial

        Copyright © 2018 by rezaconmigo.com



        | Nosotros | Santo Rosario | Divina Misericordia | Santísima Trinidad | Oraciones | Píldoras de Fe | Contactarnos | Calendario |