Haga clic aquí para rezar el Rosario de Hoy
Haga clic aquí para la Guía del Examen de Conciencia
Haga clic aquí para rezar el Ángelus o la Regina Coeli




Los Siete Dolores de María

 
La fiesta y la devoción a los siete dolores nos llaman a reflexionar sobre la intensa realidad del sufrimiento personal de María; su compasión y el sufrimiento nos muestran el camino del verdadero arrepentimiento. Como siempre, ella es un modelo y guía a seguir para todos los miembros de la Iglesia. Como lo hizo María, por lo que deberíamos compartir en el sufrimiento y la muerte de Cristo, con el fin de participar en su resurrección a una nueva vida.

Philippe de Champaigne La presentación en el templo

Philippe de Champaigne
La presentación en el templo


 
Dolor 1
La profecía de Simeón: “Simeón, después de bendecirlos, dijo a María, la madre: «Este niño será causa de caída y de elevación para muchos en Israel; será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón. Así se manifestarán claramente los pensamientos íntimos de muchos»” (Lucas 2:34-35).
 
Dolor 2
La huida a Egipto: “Después de la partida de los magos, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y permanece allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo»” (Mateo 2:13)
Jan Frans van Bloemen Huida a Egipto

Jan Frans van Bloemen
Huida a Egipto (detalle)


 
Pinturicchio Cristo entre los Doctores

Pinturicchio
Cristo entre los Doctores

Dolor 3
La pérdida del Santo Niño en Jerusalén por tres días: “Sus padres iban todos los años a Jerusalén en la fiesta de la Pascua. Cuando el niño cumplió doce años, subieron como de costumbre, y acababa la fiesta, María y José regresaron, pero Jesús permaneció en Jerusalén sin que ellos se dieran cuenta. Creyendo que estaba en la caravana, caminaron todo un día y después comenzaron a buscarlo entre los parientes y conocidos. Como no lo encontraron, volvieron a Jerusalén en busca de él. Al tercer día, lo hallaron en el Templo en medio de los doctores de la Ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Y todos los que los oían estaban asombrados de su inteligencia y sus respuestas. Al ver, sus padres quedaron maravillados y su madre le dijo: «Hijo mío, ¿por qué nos has hecho esto? Piensa que tu padre y yo te buscábamos angustiados». Jesús les respondió: «¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que yo debo ocuparme de los asuntos de mi Padre?». Ellos no entendieron lo que les decía” (Lucas 2:41-50).
 
Luis de Morales Cristo cargando la Cruz

Luis de Morales
Cristo cargando la Cruz

Dolor 4
Reunión Jesús en su camino hacia el Calvario: “Lo seguían muchos del pueblo y un buen número de mujeres, que se golpeaban el pecho y se lamentaban por él. Pero Jesús, volviéndose hacia ellas, les dijo: «¡Hijas de Jerusalén!, no lloren por mí; lloren más bien por ustedes y por sus hijos. Porque se acerca el tiempo en que se dirá: ‘¡Felices las estériles, felices los senos que no concibieron y los pechos que no amamantaron!’ Entonces se dirá a las montañas: ‘¡Caigan sobre nosotros!’, y a los cerros: ‘¡Sepúltennos!’ Porque si así tratan a la leña verde, ¿qué será de la leña seca?»” (Lucas 23:27-31).
 
Francisco de Zurbarán Cristo en la Cruz

Francisco de Zurbarán
Cristo en la Cruz

Dolor 5
Al pie de la Cruz: “Junto a la cruz de Jesús, estaba su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien el amaba, Jesús le dijo: «Mujer, aquí tienes a tu hijo». Luego dijo al discípulo: «Aquí tienes a tu madre». Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa. Después, sabiendo que ya todo estaba cumplido, y para que la Escritura se cumpliera hasta el final, Jesús dijo: Tengo sed. Había allí un recipiente lleno de vinagre; empaparon en él una esponja, la ataron a una rama de hisopo y se la acercaron a la boca. Después de beber el vinagre, dijo Jesús: «Todo se ha cumplido». E inclinando la cabeza, entregó su espíritu” (Juan 19:25-30).
 
Peter Paul Rubens Descenso de la Cruz

Peter Paul Rubens
Descenso de la Cruz

Dolor 6
Jesús fue bajado de la cruz: “Era el día de la Preparación de la Pascua. Los judíos pidieron a Pilato que hiciera quebrar las piernas de los crucificados y mandara retirar sus cuerpos, para que no quedaran en la cruz durante el sábado, porque ese sábado era muy solemne. Los soldados fueron y quebraron las piernas a los dos que habían sido crucificados con Jesús. Cuando llegaron a él, al ver que ya estaba muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con la lanza, y en seguida brotó sangre y agua. El que vio esto lo atestigua: su testimonio es verdadero y él sabe que dice la verdad, para que también ustedes crean. Esto sucedió para que se cumpliera la Escritura que dice: ‘No le quebrarán ninguno de sus huesos’. Y otro pasaje de la Escritura, dice: ‘Verán al que ellos mismos traspasaron’ ” (Juan 19:31-37).
 
El Greco El Entierro de Cristo

El Greco
El Entierro de Cristo

Dolor 7
El entierro de Cristo: “Después de esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús –pero secretamente, por temor a los judíos– pidió autorización a Pilato para retirar el cuerpo de Jesús. Pilato se la concedió, y él fue a retirarlo. Fue también Nicodemo, el mismo que anteriormente había ido a verlo de noche, y trajo una mezcla de mirra y áloe, que pesaba unos treinta kilos. Tomaron entonces el cuerpo de Jesús y lo envolvieron con vendas, agregándole la mezcla de perfumes, según la costumbre de sepultar que tienen los judíos. En el lugar donde lo crucificaron había una huerta y en ella, una tumba nueva, en la que todavía nadie había sido sepultado. Como era para los judíos el día de la Preparación y el sepulcro estaba cerca, pusieron allí a Jesús” (Juan 19:38-42).
 
 
 
 
Rezar siete Avemarías:
Dios te salve María llena eres de gracias el Señor está contigo; bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la ahora de nuestra muerte. Amén.
 
 
 
Recomendamos rezar:

 
 

Imágenes de: aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí y aquí.





 
 

Los comentarios no están permitidos.


REZACONMIGO.COM | donde rezas acompañado  | Inicio |


¡Jesús en Ti Confío!


Términos del BlogPrivacidad

Miembro de Blogs católicos
REZACONMIGO.COM
donde rezas acompañado
Creative Commons Attribution-Noncommercial

Copyright © 2017 by rezaconmigo.com



| Nosotros | Santo Rosario | Divina Misericordia | Santísima Trinidad | Oraciones | Píldoras de Fe | Contactarnos | Calendario |