Haga clic aquí para rezar el Rosario de Hoy
Haga clic aquí para la Guía del Examen de Conciencia
Haga clic aquí para rezar el Ángelus o la Regina Coeli




Corona de Adviento

La tradición de la corona de Adviento es parte de una larga tradición Católica, pero se cree que se inició en Alemania antes de la época cristiana, porque existen evidencias de que las gentes utilizaban coronas con velas encendidas, durante los días fríos del mes de diciembre. Esto lo hacían como símbolo de esperanza para los venideros días cálidos de la primavera. Luego, en la Edad Media, los cristianos adaptaron esta tradición de la corona de Adviento, como parte de su preparación espiritual para la Navidad.

La simbología envuelta en la corona de Adviento es muy interesante:

    1. Esta hecha de diferentes hojas perennes para significar que la vida continúa. Inclusive las hojas tienen distintos significados dependiendo del árbol utilizado:

      • Las hojas de laurel simbolizan la victoria sobre la persecución y el sufrimiento.
      • Las hojas de pinos representan la inmortalidad.
      • Las hojas de cedro significan la fuerza y la curación.

      2. La corona es de forma de círculo, que no tiene principio ni fin, para representar la eternidad de Dios. También todo tipo de decoración, tal como: piñones y nueces significan la eternidad de Dios.

      3. En general, la corona de Adviento representa la inmortalidad de nuestra alma, la vida nueva y eterna que nos dio Cristo, con su victoria sobre el pecado y a través de su propia pasión, muerte y resurrección.

      4. Las cuatro velas representan las cuatro semanas de Adviento:

        • Una tradición es que cada semana representa mil años, para sumar los 4.000 años que pasaron desde Adán y Eva hasta el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo.
        • Tres velas son de color púrpua y una es de color rosada. Las velas púrpuras simbolizan la oración, penitencia y los sacrificios de preparación y las buenas obras realizadas durante este tiempo. La vela rosada se enciende el tercer domingo, llamado también Domingo de Gaudete. Es el domingo de regocijo, porque los fieles han llegado a la mitad del Adviento.
        • La iluminación progresiva de las velas simboliza la esperanza que rodea a nuestro Señor, la primera venida al mundo y la anticipación de su segunda venida a juzgar a los vivos y a los muertos.

      En nuestro círculo familiar podemos hacer uso de esta tradición de la siguiente manera:

      1. Encender las velas durante la cena cuando estamos bendiciendo los alimentos.

      2. 1er. Domingo – El/La jefe de familia bendice la corona diciendo las siguientes oraciones y el hijo(a) menor de edad enciende la primera vela púrpura:

        Bendición de la Corona de Adviento

        Señor Dios, bendice con tu poder nuestra corona de adviento para que, al encenderla, despierte en nosotros el deseo de esperar la venida de Cristo practicando las buenas obras, y para que así, cuando Él llegue, seamos admitidos al Reino de los Cielos. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.

        La bendición de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre esta Corona y sobre todos los que con ella queremos preparar la venida de Jesús.

        Encendido de la vela

        Guía: Encendemos, Señor, esta luz, como aquel que enciende su lámpara para salir, en la noche, al encuentro del amigo que ya viene. En esta primer semana de Adviento queremos levantarnos para esperarte preparados, para recibirte con alegría. Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen.

        Queremos estar despiertos y vigilantes, porque tú traes la luz más clara, la paz más profunda y la alegría más verdadera. ¡Ven, Señor Jesús!. ¡Ven, Señor Jesús!

        Todos: Rezar un Padre Nuestro.

        Guía: Ven, Señor, haz resplandecer tu rostro sobre nosotros.

        Todos: Y seremos salvados. Amén.

      3. 2do. Domingo – El/La jefe de familia guía las oraciones y el hijo mayor enciende la vela púrpura de la semana anterior y la vela púrpura de la segunda semana:

      Guía: Los profetas mantenían encendida la esperanza de Israel. Nosotros, como un símbolo, encendemos estas dos velas. El viejo tronco está rebrotando se estremece porque Dios se ha sembrado en nuestra carne.

      Que cada uno de nosotros, Señor, te abra su vida para que brotes, para que florezcas, para que nazcas y mantengas en nuestro corazón encendida la esperanza. ¡Ven pronto, Señor! ¡Ven, Salvador!

      Todos: Rezar un Padre Nuestro.

      Guía: Ven, Señor, haz resplandecer tu rostro sobre nosotros.

      Todos: Y seremos salvados. Amén.

      4. 3er. Domingo – El/La jefe de familia guía las oraciones y la madre o un familiar enciende las dos velas moradas de las semanas anteriores más la vela rosada de la semana que se inicia:

      Guía: En las tinieblas se encendió una luz, en el desierto clamó una voz. Se anuncia la buena noticia: ¡El Señor va a llegar! ¡Preparen sus caminos, porque ya se acerca! Adornen su alma como una novia se engalana el día de su boda. ¡Ya llega el mensajero!. Juan Bautista no es la luz, sino el que nos anuncia la luz.

      Cuando encendemos estas tres velas cada uno de nosotros quiere ser antorcha tuya para que brilles, llama para que calientes. ¡Ven, Señor, a salvarnos, envuélvenos en tu luz, caliéntanos en tu amor!

      Todos: Rezar un Padre Nuestro.

      Guía: Ven, Señor, haz resplandecer tu rostro sobre nosotros.

      Todos: Y seremos salvados. Amén.

      5. 4to. Domingo – El/La jefe de familia guía las oraciones y enciende todas las velas:

      Guía: “Bendigamos al Señor”

      Todos: hacen la señal de la cruz mientras dicen:

          “Demos gracias a Dios”.
          Humildad y gloria
          El Nacimiento de Jesús.

        Guía: Derrama Señor, tu gracia sobre nosotros, que, por el anuncio del ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos por su pasión y su cruz a la gloria de la resurrección. Por nuestro Señor Jesucristo.

        Todos: Amén.

        Todos: Rezar un Padre Nuestro.

        Guía: Ven, Señor, haz resplandecer tu rostro sobre nosotros.

        Todos: Y seremos salvados. Amén.

        Descargar aquí: Guía para encender las velas de la corona de Adviento.

         

        Recomendamos leer:

        Corona de Adviento

        Tiempo de Adviento

        Símbolos del tiempo de Adviento

        Oraciones para encender las velas de la corona de Adviento

         

         

        Etiquetas: , , , , , ,
        3 Respuestas a “Todo sobre la Corona de Adviento”
        1. Alicia Cuevas dice:

          Gracias por su significativa información ojalá todos hicieramos esto en casa y en estas fechas. Comprare las velas aunque ya se me paso el primer domingo

          Atte.

          Alicia Cuevas

        2. Carolina dice:

          Gracias por esta linda pagina web, disfruto mucho seguir las reflexiones diarias via mi blackberry. Hoy mi familia comenzara la corona de adviento y adoptaremos esta linda tradicion.

        3.  
        Trackbacks
        1.  

        REZACONMIGO.COM | donde rezas acompañado  | Inicio |


        ¡Jesús en Ti Confío!


        Términos del BlogPrivacidad

        Miembro de Blogs católicos
        REZACONMIGO.COM
        donde rezas acompañado
        Creative Commons Attribution-Noncommercial

        Copyright © 2017 by rezaconmigo.com



        | Nosotros | Santo Rosario | Divina Misericordia | Santísima Trinidad | Oraciones | Píldoras de Fe | Contactarnos | Calendario |