Haga clic aquí para rezar el Rosario de Hoy
Haga clic aquí para rezar el Ángelus


Verde

 

Aprender a rezar, rezar acompañadoCorona Divina Misericordia

 

 

 

 

Corona Divina Misericordia

El Papa Juan Pablo II fue un fiel devoto de la Divina Misericordia. El Obispo Camilo Ruini decía al hablar de la devoción del Papa, que: La Divina Misericordia fue el centro de su espiritualidad y de su vida: de Ella aprendió a vencer el mal con el bien. Es pues una devoción que si deseas aprender puedes referirte a los enlaces siguientes.

Sacado del diario de la Beata María Faustina Kowalska: “Alienta a las personas a decir la Coronilla que te he dado… Quien la recite recibirá gran misericordia a la hora de la muerte. Los sacerdotes la recomendaran a los pecadores como su último refugio de salvación. Aun si el pecador mas empedernido hubiese recitado esta Coronilla al menos una vez, recibirá la gracia de Mi infinita Misericordia. Deseo conceder gracias inimaginables a aquellos que confían en Mi Misericordia.”

Para leer o escuchar este Rosario y las oraciones haz clic en los enlaces siguientes:

  1. Para rezar acompañado(a) viendo un video, haz cli aquí en Corona de la Divina Misericordia.
  2. Si deseas rezar acompañado(a), haz clic aquí en Corona de la Divina Misericordia.
  3. Para descargar la grabación o escuchar en tú Tableta o SmartPhone, haz cli aquí en Corona de la Divina Misericordia.
  4. Para descargar o imprimir la guía, haz clic aquí en Corona de la Divina Misericordia.


¿Cómo Rezar La Corona Divina Misericordia?

Para rezar la Corona utilizamos un Rosario común. Al igual que El Rosario, nos hacemos la señal de la cruz y nos santiguamos para comenzar. Luego decimos un Padre Nuestro, una Avemaría y el Credo.

Sugerimos decir la siguiente oración antes de iniciar el rosario:

“Falleciste Jesús pero el manantial de la vida brotó para las almas y se abrió el océano de tu infinita misericordia para el mundo entero, o fuente de vida insondable misericordia de Dios envuelve el mundo entero y viértete sobre nosotros”.

Cada decena la iniciamos con la siguiente oración en cada “cuenta sola” o “cuenta grande”.

“Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero”.

En cada unidad o “cuentas pequeñas” decimos:

“Por Su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero”.

Al finalizar las cinco decenas de la Coronilla diremos tres veces:

“Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.”

Se sugiere que antes de santiguarnos recemos como oración final, la siguiente:

“Dios eterno cuya misericordia es infinita y en quien los tesoros de la compasión son inagotables, míranos bondadosamente y auméntanos tu misericordia. En fin de que en los momentos difíciles ni desesperemos, ni nos desalentemos, Sino que con la máxima confianza nos sometamos a tu santa voluntad, que es el amor y la misericordia misma. Amén”.

Para terminar rezamos: El Credo y una Salve; para después santiguamos de despedida.

Ver también: Devoción a la Divina Misericordia

 

 

34 Respuestas a “Verde”
  1. Sobrinita dice:

    Gracias x estas oraciones. Divina Misericordia te doy gracias x este regalito tan
    Maravilloso q me mandast q es mi hijo y que ya falta
    Poco parA que nasca te pido q me cubras cn tus
    Rayos de Misericordia para q no nos pase nada
    Y que reine la Paz siempre enter nosotros amen.

  2. Melba P. dice:

    Señor Jesús de la Divina misericordia, te pido protección, para toda la familia y al mundo entero, libramos de todo mal, peligro, destrucción, y desastres naturales. te pido especialmente esta noche Padre lindo para que todos nos acojamos a ti, para estar cubiertos con tu sangre misericordiosa, yo confió en ti siempre y se que solo tu, con una palabra tuya bastara para detener cualquier terremoto o sunami que nos pueda afectar, escúchame Señor. Amen, amen, amen.

  3. Melba P. dice:

    Señor Jesús de la Divina Misericordia, te doy gracias por cada día de vida que nos prestas, por la protección de mi familia, por el esposo y el hijo que me regalaste. yo te ruego que por tu dolorosa pasión derrames tu misericordia sobre mi familia y el mundo entero; especialmente por la sanación de mi hermano Javier, la restauración de mi matrimonio, que reine la paz y el amor, la protección y obediencia de mi hijo. Escúchame señor todas estas dificultades que tu ya conoces, dame paciencia, fortaleza, fe y animo para seguir adelante. Amen, amen, amen…

  4.  
Trackbacks
  1.  
Deja una Respuesta


REZACONMIGO.COM / donde rezas acompañado
 Incio

¡Jesús en Ti Confío! Términos del Blog - Privacidad

REZACONMIGO.COM
donde rezas acompañado
Creative Commons Attribution-Noncommercial
 
2009-2014
Miembro de Blogs católicos


Nosotros
| Santo Rosario
| Divina Misericordia
| Santísima Trinidad
| Oraciones
| Píldoras de Fe
| Contactarnos
| Calendario